Timos del siglo XXI

ladronesHoy me gustaría escribir sobre algo que me sucedió ayer pero que no me pilló de sorpresa. Sobre las 15.30 hrs. mientras comía, recibí una llamada de un número privado. Hasta ahí todo más o menos normal, aunque los números privados nunca me han terminado de gustar. Se trataba de una persona que me llamaba de Guías Amarillas, acerca de un supuesto anuncio que estaba publicado de uno de mis clientes, y me explicaba que como había vencido el período contratado, pues que  iban a facturar la cantidad acordada de 382 € IVA incluido para que mi cliente procediera al pago.

Al terminar de hablar, lógicamente le pedí que por favor me lo mandara por escrito, y que por favor me recordara qué publicación me había dicho, porque no lo había entendido bien. Ella me respondió : “Guías Amarillas por internet”. En ese momento recordé que de algo me sonaba esa empresa, quizá de mi etapa en la empresa donde trabajaba antes…no sé, me sonaba mucho, y no muy bien. Ella me volvió a insistir en que me iba a pedir por teléfono que verificásemos los datos para realizar la facturación. Yo le dije que me lo mandara por mail y que no me sonaba que existiese un  contrato firmado con ellos, que hacía un año que me encargaba de la cuenta de mi cliente y justo correspondía al período que me comentaba, y que para nada me sonaba, pero como podía equivocarme prefiería que me reenviase (si era tan amable) la documentación por mail.

Ella de repente se puso a la defensiva, sin venir mucho a cuento, y me dijo que no me podía mandar nada porque se trataba de un acuerdo verbal hecho por teléfono en el que mi cliente (bueno ella decía que yo misma) había autorizado esa publicidad. En ese momento claro, me falto soltar la carcajada…”¿me estás diciendo que quieres cobrar una publicidad que se supone que hemos contratado en conversación telefónica?”

Ella me insistía en la validez del contrato verbal…en fin me pareció que ya se estaba asomando el plumero y le dije que o me enviaba la documentación por escrito donde constatase una firma autorizando esa publicidad o que no me molestara más.

Efectivamente, después de colgar  me puse a investigar y corroboré mis sospechas. Se trata de unos estafadores profesionales que deben aprovechar un mínimo resquicio legal para aprovecharse de empresas que se tragan su mentira.

Os dejo algunas url donde podréis encontrar más datos sobre el tema:

http://www.okdiseno.com/blog/89-empresas/127-cuidado-conguias-amarillas

http://www.meneame.net/story/fraude-telefonico-guiasamarillas.es

http://www.betisweb.com/otros-temas/82108-estafa-guias-amarillas.html

http://blogs.cadenaser.com/ser-consumidor/2011/11/14/soy-victima-de-una-encuesta-para-contratar-publicidad-con-trampa/

Después, al contarle el caso a mi cliente, me contó que en julio le habían cargado en la cuenta una cifra de unos 200 euros de Guias Naranjas, y que al final con ayuda del banco consiguió recuperarlo, pero…están por todas partes.

Así que cuidado, advertir a tod@ aquel/la que trabaje atendiendo este tipo de llamadas; desde empresari@s, telefonistas, secretari@s, porque en cualquier momento te pillan en un descuido y te hacen el lío.

Have a nice day 😉

Anuncios

Acerca de Susana Cervera

Inquieta, trabajadora, luchadora, soñadora, imaginativa. Me gusta aprender, aplicar lo aprendido y seguir aprendiendo. Enriquecerme con el día a día, reinventarme y sobre todo lograr éxitos...por qué no!
Esta entrada fue publicada en Business, comercio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s